Ciberespacio y el Crimen Organizado. Los nuevos desafíos del siglo XXI

Gema Sánchez Medero

Resumen


La enorme dependencia de las sociedades occidentales respecto a los sistemas informáticos y electrónicos está haciendo que estas sean más vulnerables a los posibles ataques cibernéticos y al fraude en la red. Además, Internet es un medio de fácil acceso, donde cualquier persona, guardando su anonimato, puede proceder a realizar una acción difícil de asociar, virtualmente indetectable y difícil de contrabandear, por no hablar del alto impacto que puede alcanzar, al golpear directamente y por sorpresa al adversario. Con esto, la red se está convirtiendo en ese lugar ideal para que los delincuentes y los terroristas lleven a cabo sus acciones y actividades. Aunque no solo ellos han trasladado su campo de batalla al ciberespacio sino que también lo han hecho los Estados, que están empezando a emplear este medio para atacar a sus enemigos. De ahí que el cibercrimen, el ciberterrorismo y la ciberguerra hayan pasado a ser tres de las más importantes amenazas que parecen acechar a las sociedades occidentales. Por tal motivo, en este artículo hemos analizado el uso que están haciendo de la red, los terroristas, los delincuentes y los servicios de seguridad de los Estados, y las medidas que se están adoptando para evitar en la medida de lo posible estos ataques y actividades delictivas.


Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2014 Revista Enfoques

Revista Enfoques – ISSN 0718-9656 versión en línea | ISSN 0718-0241 versión impresa
Facultad de Gobierno – Universidad Central de Chile - Correo electrónico: enfoques@ucentral.cl
Sitio web adaptación de Open Journal Systems