Argentina al final de la Guerra Fría. La política exterior del gobierno de Raúl Alfonsín

Cristián Fuentes Vera

Resumen


La derrota en la guerra de las Malvinas, en 1982, permite que Argentina retorne a la democracia. Hasta ese momento, el país se encontraba bajo la dictadura militar que había depuesto a la presidenta María Estela Martínez de Perón, en marzo de 1976. Argentina perteneció primero a la esfera de influencia inglesa y después a la norteamericana, situación que durante la guerra fría trajo consigo la lucha anti insurgente y la doctrina de seguridad nacional, mezclándose con la persecución a los partidarios del general Juan Domingo Perón. La intensa relación comercial del régimen de las Fuerzas Armadas con la Unión Soviética, no alteró su pertenencia al bloque occidental, hasta que el intento de los militares por recuperar las Malvinas recibió el rechazo del sistema de seguridad hemisférica, pues Washington prefirió al Reino Unido como su aliado estratégico. En este contexto, la nueva administración democrática del presidente Raúl Alfonsín, planteó una reinserción internacional desde la autonomía y el no alineamiento, política que fracasó debido a la imposibilidad de conseguir mejores condiciones para pagar la deuda externa y a que en la fase final de la guerra fría, el bloque socialista dejó de ser un factor de equilibrio del poder mundial.

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2014 Revista Enfoques

Revista Enfoques – ISSN 0718-9656 versión en línea | ISSN 0718-0241 versión impresa
Facultad de Gobierno – Universidad Central de Chile - Correo electrónico: enfoques@ucentral.cl
Sitio web adaptación de Open Journal Systems